Native vs Hybrid vs Responsive: ¿Qué tipo de desarrollo elegir?

Publicado el 17/10/2019

 

Apps Moviles

Ahora mismo, las plataformas móviles son un auténtico valor en alza para atraer nuevos clientes a nuestro negocio, pero ¿Cuál es mejor? Si te estás planteando crear una app de tu negocio para ofrecer una alternativa móvil, queremos que pienses seriamente en su enfoque y las posibilidades que tiene para ti.

En algún momento, durante el diseño de una aplicación móvil, habrá que tomar la decisión sobre cómo se desarrollará la aplicación. La decisión que se tome, afectará al producto final y aprender a tomar la decisión correcta, requiere comprender cómo funciona cada tipo de desarrollo.

Hay tres opciones principales dentro de las posibles para crear una aplicación móvil. Puede crear una aplicación nativa, una aplicación híbrida o un sitio web “responsive” (web con capacidad de respuesta móvil que ofrezca una funcionalidad similar a una aplicación). Cada opción tiene sus ventajas y desventajas y es importante comprenderlas en detalle antes de comprometerse con un cliente para desarrollar un tipo en particular. Es probable que el camino que se elija esté directamente relacionado con los recursos disponibles y lo que se está tratando de lograr.

¿Qué es una aplicación “Native” o nativa?

Una aplicación nativa está diseñada para ejecutarse en un sistema operativo móvil específico. No se ejecutará en otros sistemas operativos móviles. Por ejemplo, si fuera a desarrollar una aplicación nativa para iOS, haría el desarrollo en Swift.

Las mayores ventajas para las aplicaciones nativas son que normalmente pueden acceder fácilmente a todas las funciones del dispositivo elegido y que es más probable que, si se desarrollan correctamente, se ejecuten sin errores en el dispositivo.

Sin embargo, esto viene con un “Trade-off”. Una aplicación nativa no se puede ejecutar en un dispositivo que no utilice su mismo sistema operativo. Eso significa que, si desea que su aplicación se ejecute en Windows, iOS 7 y Android, tendrá que desarrollar la aplicación 3 veces, una para cada sistema operativo. Lo que posiblemente conlleve a un proceso de desarrollo más lento y costoso.

Sí se decanta por la opción del desarrollo nativo de la aplicación y se tiene éxito en ese entorno, volverá y se recreará para otros sistemas operativos. Vale la pena señalar que, en este momento, las aplicaciones de iOS son, en general, más rentables que las aplicaciones lanzadas para otros entornos.

Para facilitar el desarrollo de aplicaciones nativas existen en el mercado herramientas de desarrollo multiplataforma una de ellas es la que utilizamos en Clarcat, Xamarin. Xamarin nos permite crear aplicaciones en todas las plataformas del mercado empleando el mismo lenguaje de programación C#, compartiendo hasta un 90% del código, lo que implica un gran ahorro en tiempo y recursos. Ademas, nos proporciona una interfaz de usuario nativa, permitiendo el acceso a todo el hardware del móvil. Se obtienen aplicaciones 100% nativas obteniendo una excelente experiencia de usuario.

¿Qué es una aplicación “Hybrid” o híbrida?

Una aplicación híbrida está diseñada para funcionar en múltiples plataformas. Se escribe utilizando un único lenguaje de código estándar (como C# o una combinación de HTML5 y Javascript) y luego se compilará para ejecutarse en cada plataforma. Las interacciones específicas del dispositivo normalmente se gestionarán mediante el uso de componentes para ese sistema operativo.

La mayor ventaja de las aplicaciones híbridas es que permiten la compatibilidad con múltiples sistemas operativos a un precio más económico que el desarrollo de múltiples aplicaciones nativas. Los usuarios finales, siempre y cuando el desarrollo se haga correctamente, normalmente no podrán distinguir si una aplicación es nativa o híbrida.

Existen desventajas en el desarrollo de aplicaciones híbridas ya que pueden presentar serios desafíos si se requiere una interacción compleja del dispositivo, pudiendo dar lugar a que el coste finalmente sea más alto que el de una aplicación nativa.

¿Qué es una web “Responsive” o responsiva – adaptativa?

Un sitio web responsive es una web que se adaptará al formato del dispositivo sin preguntar y, lo que es más importante, todos los usuarios verán la misma web, con lo que los datos son más fidedignos y esto contribuye a mejorar el posicionamiento, pudiendo ofrecer una funcionalidad similar a una aplicación. De hecho, con un poco de creatividad, puede mantener las diferencias al mínimo y asegurarse de que la página de inicio salte directamente a una pantalla de “pantalla completa”.

Los mayores inconvenientes del uso de sitios web responsivos son, en primer lugar, que la aplicación no se puede distribuir a través de una tienda de aplicaciones; Esto puede ser un factor decisivo si el cliente lo que está buscando es monetizar las descargas de su aplicación. En segundo lugar, está el problema de que el usuario necesitará conectividad constante para hacer uso del sitio web. Esto puede no ser un problema en mercados altamente desarrollados donde la banda ancha móvil es casi omnipresente, pero puede ser un problema grave en los mercados en desarrollo.

Dado que el usuario promedio ya usa hasta 30 aplicaciones al mes y se lanzan más de 250,000 aplicaciones al año, puede haber un punto de sobrecarga desde la perspectiva del usuario. En ese punto, es posible que, si hubiese suficientes sitios web móviles bien diseñados, los usuarios se alejen de las aplicaciones y vuelvan a navegar a sitios individuales para proporcionar una experiencia en línea, pudiendo convertirse las aplicaciones en “lanzadores” de sitios web móviles.

Elegir el enfoque de desarrollo correcto será fundamental para brindar una experiencia satisfactoria al cliente. Comprender las diferencias entre híbrido, nativo y responsivo, le ayudará a tomar la decisión correcta.

Posted by

Carlos Inguanzo Fernández

Clarcat Application Services