DevOps

Automatización, escalabilidad y eficiencia son solo algunas de las ventajas de DevOps para empresas. ¿Necesitas DevOps? Descubre qué podemos hacer por ti

DevOps: la clave que une personas, procesos y tecnología

¿Quieres disfrutar de lo mejor de los equipos de desarrollo de software y operaciones TI? Entonces, DevOps es para ti. DevOps permite que los roles que antes estaban aislados en desarrollo, operaciones de TI, ingeniería de calidad y seguridad, ahora se coordinen y colaboren. El resultado de dicha unión, unida a las prácticas y herramientas propias de DevOps, son productos de mejor calidad y mayor fiabilidad en un tiempo menor.

En Clarcat, nos ocupamos de este conjunto de prácticas y te ayudamos a sacarle el mayor partido a DevOps en tu negocio. Pero, ¿qué es DevOps y para qué sirve? En pocas palabras: es la unión o colaboración entre personas, procesos y tecnología, que permite desarrollar y mejorar aplicaciones y servicios a mayor velocidad que usando procesos tradicionales de desarrollo de software y administración de la infraestructura.

En Clarcat Cloud Services, en colaboración con el equipo de desarrollo, te ayudamos a encontrar la mejor solución para la automatización de operaciones y despliegues para tu empresa y a designar la unión de personas, procesos y tecnología que te permitirá añadir valor a tu compañía de forma constante para que puedas disfrutar al máximo de todas las ventajas de DevOps en todo momento.

Automatización, escalabilidad, eficiencia y disponibilidad para tu empresa

¿Cuáles son los beneficios de DevOps para tu empresa?

Tanto si lo que quieres es disfrutar de la figura que te ayude a conseguir esa integración óptima entre tu equipo de desarrolladores de software y administradores de sistemas, como si lo que buscas son las herramientas y prácticas que te ayuden a automatizar tus operaciones y despliegues, en nuestra consultora tecnológica encontrarás lo que necesitas en el área de DevOps.

Qué puede aportar DevOps a tu negocio? Ventajas tan interesantes como estas:

Mayor agilidad

Uno de los grandes puntos fuertes de DevOps es la velocidad. Al apostar por este conjunto de prácticas, reduces mucho los tiempos, hasta el punto de poder resolver en cuestión de minutos procesos que llevarían horas si se realizaran de forma manual.

Disponibilidad

Al apostar por este conjunto de prácticas, en conjunto con otros factores, como los kubernetes, te aseguras de que tus aplicaciones estén disponibles 24/7, evitando, así, caídas innecesarias.

Escalabilidad y elasticidad

Con esta opción, es sencillo adaptarse a las demandas de tu negocio, aumentando las posibilidades y los recursos siempre que lo necesites sin complicación.

Valor añadido al equipo

Con DevOps ayudas a tu equipo a ser más eficiente, a crecer, a ser más productivo y a realizar un mayor número de procesos en un tiempo menor.

Mayor productividad

Al apostar por la automatización e integración que ofrece esta opción, puedes dedicar tu tiempo a lo que de verdad importa en tu negocio.

Código seguro

Gracias a DevSecOps pensamos desde el principio en la seguridad de las aplicaciones y la infraestructura.

Resultados impecables

Gracias a DevSecOps pensamos desde el principio en la seguridad de las aplicaciones y la infraestructura.

Kubernetes para una experiencia en la nube con alta disponibilidad

Las aplicaciones modernas se basan cada vez más en el uso de contenedores, que son microservicios empaquetados con sus dependencias y configuraciones. ¿Quieres crear, entregar y escalar aplicaciones en contenedores con más rapidez? Usa Kubernetes: el software de código abierto que permite implementar y administrar dichos contenedores a gran escala.

Kubernetes se ocupa de organizar los clusters de máquinas virtuales y programa los contenedores para que se ejecuten en esas máquinas en función de los recursos de proceso disponibles y de los requisitos de recursos de cada contenedor. Los contenedores, por su parte, se agrupan en pods, que serán los encargados de permitirte escalar hasta el estado deseado y de ofrecerte la alta disponibilidad que caracteriza a esta opción.

Controlar la forma y el lugar en el que se ejecutan los contenedores

Administrar automáticamente la detección de servicios

Incorporar equilibrio de carga

Realizar un seguimiento de la asignación de recursos

Escalar tus recursos en función del uso de la capacidad de proceso

Comprobar el estado de los recursos individuales

Permitir que las aplicaciones se recuperen de forma inmediata…

¡Y mucho más! En definitiva, esta puede ser la solución que necesitas para implementar tus aplicaciones basadas en contenedores de forma portátil, escalable y extensible, proporcionándote ventajas de gran interés para tu negocio como son:

Cargas de trabajo portátiles

Te permite moverlas con facilidad de las máquinas locales a producción, entre el entorno local, uno híbrido y diversas plataformas, manteniendo intacta la coherencia entre los entornos.

Aplicaciones más extensibles

Kubernetes está en continuo estado de evolución, por lo que siempre encontrarás nuevas funcionalidades que puedes agregar a tus aplicaciones a diferentes niveles, como seguridad, administración y supervisión.

Escalabilidad de los contenedores

Con esta opción, puedes escalar tus aplicaciones siempre que lo necesites e implementarlas tanto en un clúster de servidores como en varios, según las demandas de tu negocio. Todo ello con la seguridad de que estarán siempre en buen estado, puesto que Kubernetes también se ocupa de la supervisión y el mantenimiento de los contenedores.

¿Ya tienes claro que quieres disfrutar de todos los beneficios que aporta DevOps a una empresa como la tuya? ¡Contáctanos y nos encargamos!

    ¿Conectamos?

    Envíanos un mensaje consultándonos tus dudas y trataremos de resolverlas en el menor tiempo posible