La inteligencia artificial reformulará los puestos de trabajo en los próximos años

Publicado el 12/02/2020

Poco a poco la inteligencia artificial va ganando presencia en la actividad diaria de las empresas que buscan mediante la ayuda de los sistemas de la información la automatización de muchas de sus tareas, algo que no solo ocurre en el ámbito de la atención al cliente sino como medio para optimizar la actividad profesional y los procesos dentro de la propia empresa. La consultora Gartner augura y predice que el 69% de las tareas rutinarias de los directivos podrían ir automatizándose hasta 2024.

El papel y función de varios puestos de la empresa tal y como los conocemos hoy en día serán objeto de una completa revisión en los próximos cuatro años según sostiene Helen Poitevin vicepresidenta de investigaciones de Gartner. Serán sobre todo las tareas puramente administrativas como pueden ser la elaboración y actualización de informes y la supervisión aquellas acciones más susceptibles de ser automatizadas mediante inteligencia artificial. Sin embargo aunque mucho de lo que suena a automatización tiene una connotación negativa, nada más lejos de la realidad ya que permitiría que estos directivos inviertan su tiempo en fijar nuevos objetivos, gestionar mejor el rendimiento e incluso acudir a cursos de formación. La tecnología simplificará varias rutinas diarias y permitirá asumir otro tipo de obligaciones con más margen y más garantías.

Según afirma Gartner los directivos que actualmente se encargan de dirigir la transformación digital de las empresas y la implantación de la IA son ya los responsables de mejorar la experiencia laboral de los empleados y desarrollar sus habilidades. Para todo ello será necesaria una transición gradual hacia una mayor automatización de las tareas de gestión a medida que esta funcionalidad esté cada vez mas presente en más aplicaciones empresariales.

Fomento de la diversidad y beneficios a empleados con discapacidad

Otra de las ventajas que hará posible la implementación de la IA será la incorporación al mundo laboral de personas afectadas con algún tipo de discapacidad, ya que hará que sus tareas sean mucho más accesibles, y se prevé que para 2023 se triplique el número de personas con discapacidad contratadas. Otra gran ventaja será la de paliar la escasez de talento que existe en muchos de los puestos claves de las empresas y que dificultan la labor de reclutamiento de los responsables de Recursos Humanos.

En el futuro según concluye Gartner, las organizaciones que no empleen a personas con discapacidad, quedarán muy por detrás de sus competidores y se hará necesario el uso de la IA para hacer mas accesible el empleo a personas con necesidades especiales. Tecnologías como lectores de Braille o la realidad virtual abrirán un mundo de posibilidades que maximizarán las oportunidades para todos los perfiles profesionales existentes.